miércoles, 28 de mayo de 2008

Títeres, titiriteros y teatro de títeres en el Siglo XXI

Títeres, Titiriteros y El Teatro de Títeres en el siglo XXI


En realidad no encontré mayor diferencia entre el “primer día” de este siglo y el “último día” del anterior, ni entre los respectivos años o períodos aún más largos pero haciendo una revisión más detenida y amplia si que hay grandes cambios: como la gente se comunica, se relaciona, lo que consume, lo que desea, lo que sueña, como se asume y se proyecta, los niños ya no juegan en las calles, las preocupaciones apocalípticas ya no son sólo fantasías, y la crueldad y la indiferencia hacen alarde de su capacidad de adaptación instaladas en nuestros párpados … y los títeres? Cómo se ubican en estos tiempos aquellas criaturilla mágicas nacidas y alimentadas en la inocencia y la pureza de esta especia nuestra?
Pues por lo que parece están bien instalados, a pesar de que nos quejemos de que las cosas no son de lo mejor no podemos decir que la suframos tanto; ahora por lo menos no nos persiguen así porque sí para encarcelarnos o expulsarnos, aunque ínfimamente ya se empieza a ver lo nuestro como un oficio, como un trabajo, los títeres son muy valorados en algunos ámbitos como la pedagogía, hay mayores posibilidades para formarnos con escuelas oficiales inclusive, existe abundante información en diversos soportes y no es tan difícil acceder a ella, hay montones de festivales donde podemos vernos las caras y los trabajos, si nos lo proponemos podemos vivir y no sólo “sobrevivir” de nuestro arte; en fin, digamos que se ha avanzado algo impensable para quienes auguraran la extinción de esa rara especie que apoyada en rústicos artilugios cautivaba a niños y grandes tiempo atrás cuando aun era fácil fascinarse no como ahora cuando la tecnología copa hasta nuestros espacios más íntimos y ella si no deja de deslumbrarnos con una nueva treta cada mañana.
En estos tiempos se preserva intacta la vigencia del teatro de títeres y es creo cuando más necesario y útil es , cuando más puede aportar en momentos en que la humanidad se deshumaniza a pasos agigantados arrastrándonos a todos y con los niños como sus principales víctimas, ya lo decía María Signorelli en 1958

“Hay en esta época de velocidad, de brutalidad y de ruidos, como un oculto peligro para el delicado juego del humour y de la fantasía –tan natural en el niño normal-, y existe sobretodo el peligro de que tanto el uno como la otra mueran entre los engranajes de lo ya realizado con precisión. Los objetos ya preparados, las diversiones pasivas, los automóviles, los gramófonos, las radios, los televisores y las películas no dejan al niño ni el tiempo ni el deseo de pensar ni de soñar solo. Para que pueda encontrarse a sí mismo, es suficiente, en cambio, el más oscuro patio (sin que sea necesario ya, el campo, donde sus ojos se expanden sobre un horizonte infinito), donde rápidamente logra transformar los pequeños detalles de su vida doméstica en una serie de divertidas y felices aventuras. Es feliz en sus exploraciones y experiencias, feliz de construir y destruir sus propios castillos”.

Tiempos duros los que nos toca vivir cuando la sangre empapa en vivo y en directo las pantallas de los televisores ante nuestros ojos imperturbables, en que los niños convierten una silla en su hábitat y un monitor en su mejor amigo, en que el ideal social es surgir para comprarlo todo a costa de lo que sea sumergidos en una rutina demoledora que no deja espacio para vivir, cuando sino son más necesarios los títeres, con su calidez natural, su magia espontánea, su lengua desatada y sus brazos abiertos para llevarnos a volar por mil mundos maravillosos con ellos; y no es cierto que ya no sorprendan a nadie, todo lo contrario y no sólo para los niños de cualquier estrato social y cultura, ninguna computadora desplazará nunca a los títeres, y aun lo adultos que muchas veces he visto aflojar algunas lágrimas al reencontrarse con un lado que creían asesinado en la vorágine de la sobrevivencia…, y pasaran algunos o muchísimos años y los títeres seguirán con nosotros, con ustedes (hasta que se acabe el camino para todos) y por lo que parece muy bien posicionados pues a como estás las cosas se ve una interesante proyección pero para ello los titiriteros habremos cumplir algunas tareas precisas que nos demandan los tiempos, varias de las cuales ya están en marcha …

Estos tiempos nos ofrecen muchas posibilidades, nos plantean retos y nos demandan compromisos
Dentro de lo que nos ofrecen está el acceso a materiales y técnicas de manera amplia lo cual a la vez se convierte en el reto de aprovecharlos, esto quizá le cambie la cara a los títeres, quizá nos lleve a la necesidad de redefinirlos lo cual cabe dentro de lo posible mientras no altere la esencia, nos ofrece la posibilidad de romper las barreras de la comunicación y la información que podemos tenerlas a nuestras manos si nos lo proponemos, un buen ejemplo es Titerenet que se ha convertido en el suceso del Teatro de Tìteres, a no dudarlo es el más importante logro y aporte de la historia reciente de los títeres que ha se ha insertado en la cotidianeidad de las nuevas y viejas generaciones como teniendo al maestro al lado además de haber marcado las pautas de nuestro desenvolvimiento en la aldea global, otro son los blogs que nos permiten sacarle la lengua a los medios de comunicación que nos ignoran pues ahora tenemos una herramienta que sin mayores demandas “democratiza” la comunicación.
Dentro de los múltiples retos que se nos plantean creo que el principal es no caer en el espiral de consumo que arrasa el mundo, no perder los ideales, no vender nuestra voz, no transar con los nuevos amos, no renunciar a la cachiporra para descalabrar a quien se lo merezca, no dejar que la comodidad de ser un oficio “oficial” nos adormezca. Otro reto importante es darle la contra a los tiempos de individualismo y apostar por la organización, que en algunos lugares funciona, en otros (como Perú) es un desastre, que UNIMA deje de ser Europea y que extienda su eficiencia al resto del mundo y sino que surjan experiencias regionales alternativas,
Y dentro de los compromisos uno que es una necesidad imperiosa contribuir a la preservación de la cultura tradicional que mantiene con los títeres una relación indisoluble, ahora que la globalización amenaza con imponer su cultura de supermercado quienes mejor que los títeres para aliarse a los pueblos y reivindicar sus costumbres, difundir sus saberes, sus historias, su ser … y un compromiso ineludible lo que nos anima a muchos al inicio y se apaga de a poquitos, si eso …cambiar al mundo que para eso hemos nacido , de a pocos y con calma, sin resultados aparentes pero allí vamos luchándola pues está es nuestra trinchera de lucha, nuestra apuesta por un mundo mejor, no nos metimos a esto para llenarnos los bolsillos ni para pasar el rato, no fue casual que los títeres nos eligieran y no hemos de defraudarlos …..

Por soltar algunas ideas en una deuda que se acrecienta ( esta última línea fue sólo para mi así que no se preocupen por entenderla ….)

Martín

Pd. Mil disculpas a los autores de las fotografías por no mencionarlos pero desconozco sus nombres ….


2 comentarios:

bolorino dijo...

Martín, me ha gustado la entrada. Gracias.
Estoy apunto de publicar una reseña sobre este blog en titerenet.

TÁRBOL teatro de Títeres dijo...

Muchas gracias por la reseña Bolorino, y si que ha incrementado las visitas